viernes, 1 de febrero de 2013

Vivir

Despertar, levantarse, desayunar, ir a trabajar, aguantar un trabajo insulso que no te llena ni te aporta nada, aguantar las quejas de tu jefe y de los clientes, comer, seguir trabajando, fumar, salir del trabajo, ir a casa a encontrarte con la persona que supones amar, mirar las noticias con la cantidad de mierda que hay en el mundo, cenar, follar y dormir.

Esa es la vida que has elegido vivir? Esa era la vida que te imaginabas cuando eras pequeño? Es a todo lo que aspiras en la vida?

No.

Cuando eres pequeño sueñas ser artista, astronauta, policía, veterinario... Bendita inocencia... Ignorancia de la realidad, imaginación desbordante... Felicidad.

Conclusión.

La ecuación de la vida nos indica que la edad del individuo es inversamente proporcional a su felicidad, imaginación, sueños... y directamente proporcional al grado de responsabilidad y de problemas a los que se enfrenta a diario...

Welcome to Life.

7 comentarios:

Ikana dijo...

Para eso están las pequeñas cosas gratificantes del día a día.

¿¡Nada de ríos y piedras en los bolsillos eh!?

AtaqueEscampe dijo...

Supongo que dentro de toda esa rutina de responsabilidades...,,también hay momentos de magia

escarcha dijo...

cuando empiezo a sentirme así, me escapo y hago daño!!!!!

;-)

saludos

Wilhemina dijo...

Tan simplificado es un poco deprimente... Por una berenjena en tu vida xDDDD

Trinity dijo...

La vida de un ser humano corriente y moliente resumida en un post :)

Nimy dijo...

Somos así de tristes y a la vez así de complejos.

Frauenwelt dijo...

¡Ácido como la vida misma! :D